All for Joomla All for Webmasters
Cultura

ORATIO

Oraciones en Latin

Latín Español
Santigüarse   Santigüarse
In nomine Patris, et Filii, et Spiritus Sancti. Amen  En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

 

Credo Credo de los Apóstoles: 
Credo in Deum Patrem omnipotentem, Creatorem caeli et terrae. Et in Iesum Christum, Filium eius unicum, Dominum nostrum, qui conceptus est de Spiritu Sancto, natus ex Maria Virgine, passus sub Pontio Pilato, crucifixus, mortuus, et sepultus, descendit ad inferos, tertia die resurrexit a mortuis, ascendit ad caelos, sedet ad dexteram Dei Patris omnipotentis, inde venturus est iudicare vivos et mortuos. Credo in Spiritum Sanctum, sanctam Ecclesiam catholicam, sanctorum communionem, remissionem peccatorum, carnis resurrectionem, vitam aeternam. Amen.  Creo en un solo Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de santa María virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato. Fue crucificado, muerto y sepultado. Descendió a los infiernos y al tercer día resucitó de entre los muertos. Ascendió a los cielos y desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. Creo en el Espíritu Santo, en la Santa Iglesia Católica, en la comunión de los santos, en el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y en la vida perdurable. Amén.

 

Pater noster Padre nuestro
Pater noster, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.  Padre nuestro, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad así la tierra como en el cielo. Danos hoy el pan nuestro de cada día; perdona nuestras deudas, así como también nosotros perdonamos a nuestros deudores; no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal.

 

Ave Maria Ave María
Ave Maria, gratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amen.  Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

 

Gloria Gloria
Gloria Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saecula saeculorum. Amen.  Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo. Como en un principio ahora y siempre y por los siglos de los siglos. Amén.

 

Oratio Fatimae Oración de Fátima
Domine Iesu, dimitte nobis debita nostra, salva nos ab igne inferiori, perduc in caelum omnes animas, praesertim eas, quae misericordiae tuae maxime indigent.  Señor mío Jesucristo, ten piedad de nosotros y perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva a todas las almas al cielo, especialmente a las más necesitadas de tu misericordia.

 

Salve Regina Salve
Salve Regina, Mater misericordiae. Vita, dulcedo, et spes nostra, salve. Ad te clamamus exsules filii Hevae. Ad te Suspiramus, gementes et flentes in hac lacrimarum valle. Eia ergo, Advocata nostra, illos tuos misericordes oculos ad nos converte. Et Iesum, benedictum fructum ventris tui, nobis post hoc exsilium ostende. O clemens, o pia, o dulcis Virgo Maria. 

V. Ora pro nobis, Sancta Dei Genetrix.
R. Ut digni efficiamur promissionibus Christi. 

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra; Dios te salve. A Ti clamamos los desterrados hijos de Eva; a Ti suspiramos, gimiendo y llorando, en este valle de lágrimas. Ea, pues, Señora y abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos; y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce siempre Virgen María!

V.Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.
R.Para que seamos dignos de alcanzar las promesas y gracias de Nuestro Señor Jesucristo.

 

Confiteor Yo confieso
Confiteor Deo omnipoténti, beátæ Mariæ semper Vírgini, beáto Michaéli Archángelo, beáto Ioánni Baptístæ, sanctis Apóstolis Petro et Paulo, ómnibus Sanctis, et vobis, fratres: quia peccávi nimis cogitatióne, verbo et ópere: (percutit sibi pectus ter, dicens / Golpear el pecho tres veces diciendo:) mea culpa, mea culpa, mea máxima culpa. 
Ideo precor beátam Maríam semper Vírginem, beátum Michaélem Archángelum, beátum Ioánnem Baptístam, sanctos Apóstolos Petrum et Paulum, omnes Sanctos, et vos, fratres, oráre pro me ad Dóminum Deum nostrum. 
Yo confieso a Dios todopoderoso, a la bienaventurada siempre Virgen María, al bienaventurado san Miguel arcángel, al bienaventurado san Juan Bautista, a los santos apóstoles san Pedro y san Pablo, y a vosotros hermanos: que he pecado gravemente de pensamiento, palabra y obra (Golpear el pecho tres veces diciendo:) por mi culpa, por mi culpa, por mi grandísima culpa.
Por tanto ruego a la bienaventurada siempre Virgen María, al bienaventurado san Miguel arcángel, al bienaventurado san Juan Bautista, a los santos apóstoles san Pedro y san Pablo, y a vosotros hermanos, que roguéis por mí a Dios nuestro Señor.

 

Ante prandium Bendición de los alimentos
Benedic, Domine, nos et haec tua dona quae de tua largitate sumus sumpturi. Per Christum Dominum nostrum. Amen.

(Agregar al mediodía): Mensae coelestis participes faciat nos, Rex aeternae gloriae. Amen.

(Agregar a la cena): Ad coenam vitae aeternae perducat nos, Rex aeternae gloriae. Amen.

Bendícenos, Señor, y bendice estos alimentos que vamos a recibir el día de hoy, fruto de vuestra generosidad y de vuestra largueza. Por Cristo Nuestro Señor. Amen. 

(Agregar al mediodía): Quiera el Rey de eterna gloria hacernos partícipes de la mesa celestial. Amen. 

(Agregar a la cena): Quiera el Rey de eterna gloria hacernos partícipes del banquete de la vida eterna. Amen. 

Post prandium Agradecimiento después de las comidas: 
Agimus tibi gratias, omnipotens Deus, pro universis beneficiis tuis, qui vivis et regnas in saecula saeculorum. Amen.

Deus det nobis suam pacem. Et vitam aeternam. Amen.

Gracias os damos, Señor, por estos beneficios vuestros,
tu que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amen

Quiera el Señor darnos su paz. Y la vida eterna.

Facebook Comments

Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Lo más nuevo

Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui dolorem?

Temporibus autem quibusdam et aut officiis debitis aut rerum necessitatibus saepe eveniet.

To Top