All for Joomla All for Webmasters
Cultura

SAN JUAN TLIHUACA HONRRA A SUS MUERTOS

 

 

 

San Juan Tlihuaca o el pueblo de los brujos, es uno de los pueblos originarios prehispánicos más viejos de Azcapotzalco
y uno de los que aun preserva sus costumbres ancestrales y un ejemplo de ello es en esta fecha de fieles difuntos, 
donde varios vecinos se congregan para hacer el recorrido de los animeros.
Todos los primeros de noviembre un grupo de vecinos, ataviados con ropa a la usanza de los que era el pueblo de San Juan
 a principios de siglo XX, recorren las casas de los vecinos, rezando en los alteres y ofrendes que les dedican a sus familiares fallecidos.
Al término del rezo, los animeros piden una parte de la ofrenda para recopilarla y llevarla mas tarde al panteón del pueblo,
esto se hace en decenas de casas el primero de noviembre.
Al caer la noche se dirigen al panteón y allí se vela a los familiares muertos toda la noche hasta el día dos de noviembre.
 Todo lo recopilado por los animeros es repartido entre los familiares que se quedan a velar y esperar a sus muertos el 1° por la noche.
Esta costumbre se ha conservado a través de los años recuerda Pancho López,
originario del pueblo de San Juan Tlihuaca, quien afirma que esta costumbre data de principios de la colonia,
 pero con reminiscencias prehispánicas.
 
“Esto que hacemos en San Juan Tlihuaca es lo mismo que se ve en Mixquic o en Pazcuaro Michoacán
donde la gente va al panteón a esperar la visita de sus muertos y les lleva comida y bebida”.

“Esto casi no lo conocen en Azcapotzalco ni en el país, conocen mas a lo que sucede en Mixquic o en Michoacán,
por que es mas comercial y turístico, pero aquí aun estamos conservando nuestras tradiciones”.

San Juan Tlihuaca es uno de los pueblos originarios de Azcapotzalco donde se le conocía también por el barrio de los brujos,
pues en la época prehispánica existían muchos médicos que practicaban la herbolaria o yerberos,
pero a la llegada de los españoles, a todos los curanderos se e les estigmatizo como brujos.
Este pueblo aun conserva mucho de su trazo prehispánico como es la calzada de los ahuehuetes,
hoy Miguel Lerdo de Tejada, que conducía desde el centro de San Juan Tlihuaca, hasta el centro de Azcapotzalco.
De la misma forma aun están en pie tres ahuehuetes que de acuerdo con los cronistas e historiadores,
cuentan con más de 500 años y que hasta ahora son el emblema y referente del pueblo de Tlihuaca.
Facebook Comments

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más nuevo

Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui dolorem?

Temporibus autem quibusdam et aut officiis debitis aut rerum necessitatibus saepe eveniet.

To Top