Escudo de Guadalajara


 

Nuestro Escudo de Armas

 

 

Resulta que en el Cabildo celebrado el 25 de enero de 1539 "se nombró por procurador para ir a castilla a cosas tocantes a la villa (Guadalajara) a Santiago de Aguirre, y le dieron poder en forma"; el señor Aguirre logró que Carlos V de Alemania y I de España, le concediera el título de ciudad y escudo de armas el 8 de noviembre de 1539 a esta Guadalajara.

Cédulas que llegaron a estos lares en 1542 y el 10 de agosto, se pregonaron en la plaza mayor "con los honores que tales mercedes requerían". Una parte de la real cédula en que se describe al escudo dice que: "… tuvímosle por bien e por la presente hacernos merced y mandamos, que ahora y de aquí adelante, la dicha ciudad de Guadalajara, haya y tenga por sus armas conocidas, un escudo y dentro de él dos leones de su color puestos en salto, arrimadas las manos a un pino de oro realzado de verde, en campo azul, y por otra siete aspas coloradas y el campo de oro y por timbre un yelmo cerrado, y por divisa una bandera colorada con una cruz de Jerusalén de oro, puesta en vara de lanza con sus trascoes y dependencias y follajes de azul e oro. Según que aquí van bien pintadas y figuradas, las cuales dichas armas damos a la dicha ciudad por sus armas y divisa…"