En la población nahua de la fiesta del día de muertos es muy arraigada.

En Cuetzalan es raro encontrar una casa en dónde no se levante un altar y se miren los caminos de flor de cempasúchil en la entrada de los hogares.

El día primero de noviembre es dedicado a los muertos mayores, para este día ya deben de estar colocados en el altar todos los alimentos y bebidas correspondientes, este día se invita a los rezanderos de la comunidad a que realicen el rosario.

Durante toda la noche se cocina ya que el día 2 es obligada la visita de los compadres y esta debe de ser acompañada de una ofrenda. El mismo día se visita el panteón al que se llevan arcos florales para ser depositados en las tumbas de los difuntos.

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.