All for Joomla All for Webmasters
Leyendas

LA METAMORFOSIS 1

Metamorfosis primordiales como la que sufre Nanahuatzin y Tecuciztecatl, dioses que se convirtieron en el sol y la luna.

El mito es harto conocido: los dioses mexicanos, prisioneros de las tinieblas apetecen la luz. Falta saber cual de ellos ha de alumbrar al mundo. Tecuciztecatl se brinda a ese honor. Una eminente pira es encendida en medio de la rueda divina. En esas sagradas llamas habrá de consumirse el que ha de tomarse el sol.

Cuatro veces se lanza hacia el fuego Tecuciztecatl pero cuatro veces, aterrado por el espantoso calor detiene su jornada. Los dioses deploran esa imprevista cobardía y solicitan a Nanahuatzin ( que es baboso y pequeño ) que sea quien se arroje al fuego al primer intento, Nanahuatzin se precipita en la hoguera. ” Luego – dice Krickeberg – comenzó a rechinar en el fuego como quien se asa.” En premio a su intrepidez ese humilde dios se convirtió en el sol. Al otro que tardíamente se quemó en el fuego, le tocó ser la luna.

La diosa Citlalicue, después de concebir varios hijos en el cielo, dio a luz un cuchillo de pedernal. Los vástagos celestes, enfrentados en su honor arrojaron ese cuchillo a la tierra y de el nacieron 1600 héroes.

La ultima noche de cada siglo los mexicanos celebran una grandiosa fiesta. Durante el festejo los maridos encerraban a sus mujeres preñadas y cubrían sus rostros con pencas de maguey para que no fuesen a convertirse en fieras y los devorasen.

MEXICANOS

Facebook Comments

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más nuevo

Quis autem vel eum iure reprehenderit qui in ea voluptate velit esse quam nihil molestiae consequatur, vel illum qui dolorem?

Temporibus autem quibusdam et aut officiis debitis aut rerum necessitatibus saepe eveniet.

To Top